Perder peso

Todo el mundo sabe lo que se debe hacer para adelgazar: comer menos grasa, menos azúcar… menos de cada cosa. Pero la dificultad comienza cuando se trata de aplicar estos principios, de resistir el hambre y de no cansarse, cuando pasan algunos días de sacrificio. 

Para triunfar en este propósito, cada cual tiene sus trucos personales, que han nacido de su experiencia. A continuación unos cuantos consejos proporcionados por médicos y dietistas, y por ex-gordos que consiguieron bajar de peso. Si alguno no le resulta efectivo, hay que tener en cuenta que todos los organismos no son iguales.

Hábitos que se deben aprender: 

  • Oblíguese a comer sentado. Cuando lo hace de pie o caminando de prisa, se ingiere mayor cantidad de alimentos.  
  • No coma rápido, mastique bien; si lo hace, se sentirá satisfecho más pronto y con menos alimento. ¡y nunca repita! 
  • Siempre que sea posible, haga mercado después de haber comido; así tendrá menos tentaciones de adquirir cosas que engordan.  
  • Antes de comprar alimentos haga una lista detallada de las cosas que necesita y no se salga de ella.  
  • Después de cad comida es recomendable descansar 15 minutos y luego caminar durante tres cuartos de hora. Una actividad realizada después de una comida quema bastantes calorías.  
  • Para saciar el hambre a la media mañana un puñadito de ciruelas pasas, un vaso de leche descremada o un mini-sándwich con pan integral, es lo más indicado.  
  • Si a las medias nueves o en la merienda de la tarde come ciruelas pasas o una manzana o un albaricoque seco, o alguna otra fruta para engañar el estomago, es bueno conservar la última porción en la boca durante un rato.  
  • Mientras come, se aconseja no realizar otra actividad, como ver televisión o leer; de esta forma podrá concentrarse en los sabores y disfrutará cada bocado. Se tiende a comer más cuando se hace mecánicamente.  
  • Cuando esté comiendo, es aconsejable dejar descansar los cubiertos cada tres bocados ingeridos. Rompe el ritmo al alimentarse y obliga a comer menos.  
  • Cocine solo la cantidad necesaria para cada comida y guarde en el refrigerador lo que no consuma.
  • Hay que ingerir solo dos platos en cada comida: carne y acompañante y un poco de queso o fruta.  
  • Divida el almuerzo y la comida en dos partes. Primero ingiera la comida fuerte (carne, legumbres o arroz y pastas) y la ensalada. Dos horas después, queso o fruta, o ambos.  
  • Disfrute de cada bocado como si se tratara del más exquisito caviar. Consuma pequeñas cantidades y saboree lentamente. Otro recurso: imagine que le racionaron los alimentos y que cada bocado es el último. 
  • Con poca cantidad de alimentos puede satisfacer el apetito. Pruebe con un huevo duro, un pedazo de queso y una buena ensalada. Algunos bocados de pan sirven también para calmar el hambre.  
  • Después de cada comida hay que permanecer sentado por lo menos un cuarto de hora para que aparezca la sensación de haber saciado el apetito. Una comida ingerida de prisa, no satisface.  
  • Se debe comer a las horas en que se queman más calorías. La cronobiología enseña que la asimilación y desasimilación del organismo varía con las horas del día. Es mejor aligerar la comida más que el desayuno, porque si come antes de entrar en actividad, gasta calorías. Esto no sucede si come antes de ir a dormir.  
  • No se pese después de un día en que haya comido mucho. Al día siguiente puede compensar con una semi-dieta basada en caldo de legumbres con poca sal, aguas aromáticas o té ligero y productos lácteos descremados. El próximo día puede regresar a la alimentación habitual.

Encargos

A través de este formulario podrá solicitar sus encargos en productos de parafarmácia, dietética y demás productos no calificados como medicamentos para su posterior recogida.

Cuidamos de su salud

Nos preocupa el cuidado de nuestros pacientes y por ello ponemos todo nuestro esfuerzo en brindarles una Atención Farmacéutica de calidad, creemos que podemos influir positivamente sobre la salud de estos si comprendemos su experiencia farmacoterapéutica y usamos esa información para desarrollar un plan único y a su medida que pueda resolver problemas específicos o comunicar información esencial al médico tratante.

hot clinic

Escuchamos al paciente para actuar y definir exactamente un problema tal y como lo ven ellos. Sabemos que nuestro impacto sobre el cuidado de ellos es muy significativo cuando comprendemos esto y asumimos la responsabilidad y el compromiso de ayudarlo con su farmacoterapia de tal forma que las necesidades farmacoterapéuticas sean satisfechas.

Leer mas...

 

cprev2